Conciliar en tiempos revueltos 

Después de las dos grandes burbujas financieras que hemos sufrido desde que empezara este milenio (primero la tecnológica o de “las punto com” y luego la inmobiliaria), no debería sorprendernos que se mire con incredulidad a todos aquellos que se lanzan a la aventura de ser padres. No es sólo la precariedad laboral a la que nos enfrentamos desde que se dijera aquello de “tenemos que acostumbrarnos a trabajar más y cobrar menos”(1): son las jornadas de trabajo imposibles, las vacaciones escolares y laborales incompatibles, con una cultura laboral que sigue estancada en los años 50, creyendo que a día de hoy se sigue aplicando lo de dejar a las mujeres en casa cuidando de los niños mientras los maridos salen a trabajar.

El mundo cambia y a las mujeres nos vendieron aquello de la independencia financiera y la realización profesional y personal… Que está muy bien si no fuese por el hecho de que el 91,9% de las mujeres realizan tareas domésticas y se ocupan del cuidado de niños, ancianos y personas dependientes durante 4 horas y 29 minutos diarios, frente al 74,7% de los hombres que dedican en promedio 2 horas y 32 minutos(2). 

Desde que empezó esta dichosa crisis que se ha cobrado tantos puestos de trabajo y que ha dejado a tantas familias en la calle, la brecha salarial en España ha repuntado hasta situarse en el 24%. Si a lo de trabajar el doble de tiempo en casa le añadimos que las mujeres tenemos que trabajar 79 días más al año para cobrar lo mismo que los hombres que realizan el mismo trabajo(3), apaga y vámonos. 

Con este panorama tan revuelto, ¿a alguien le sorprende que España sea el país de la Unión Europea con la tasa de natalidad y de fertilidad más baja? Hay que ser un privilegiado o estar muy loco para lanzarse a la aventura de la paternidad responsable.

El índice de Fecundidad en España (número medio de hijos por mujer) de 1,32(4). Que este valor sea inferior a 2,1 por mujer (índice de fecundidad de reemplazo), supone que ahora mismo en este país no se garantiza una pirámide de población estable a largo plazo. Sumadle que España también se ha convertido en el país de la Unión Europea con la esperanza de vida más alta (82,5 años)(5) y ya podemos ir contratando un plan de pensiones privado porque a este paso –incluso después de subir la edad de jubilación a los 67- no vamos a tener quien nos pague la pensión.

Si eso fuese poco, a día de hoy las iniciativas de conciliación laboral y familiar -promovidas a nivel gubernamental y empresarial- son prácticamente inexistentes o en el mejor de los casos, anecdóticas.

 

No puedo ser Super Woman

 
Cuando se desató la polémica, en enero de este año, el día que Carolina Bescansa, diputada de Podemos, se presentó con su bebé en el hemiciclo, fui de esas personas que tuvo sentimientos encontrados con respecto a esa imagen. Defiendo la conciliación como la que más, me afecta de lleno, y creo que cualquier acción que nos permita hablar del tema debe aplaudirse… pero también estoy cansada ya de iniciativas vacías que han demostrado ser del tipo “mucho ruido y pocas nueces”, porque no se concretan en nada. 

Esas fotos de portada no me representan a mí, ni a los padres del mundo real que debemos enfrentarnos todos los días al reto de compaginar familia y trabajo, dándoles un mínimo de tiempo de calidad a nuestros hijos. La realidad que vivimos las madres y padres de este país es que NO podemos llevarnos a nuestros bebés al trabajo; y ellos ya pasan suficientes horas del día sin sus padres. A las mamás del mundo real nos toca hacer tripas corazón y dejar al bebé en casa o en una guardería que, con suerte, es pública (no fue mi caso).

Incluso con las mejores condiciones laborales que tenga la empresa en la que trabajas, sólo puedes aspirar a acumular las horas de lactancia y las vacaciones para que tu bebé pase a ser cuidado por otra persona cuando cumpla los 6 meses y no los 4. Con la mejor de las suertes, tu empresa tiene guardería o tienes a tus padres y/o suegros al lado para que te echen un cable (de acero, con un buen diámetro… De esos que aguantan tempestades).

Y no, Sra. Presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ampliar el horario de los centros educativos no es conciliar. Queremos pasar más tiempo con nuestros hijos, no que ellos pasen más horas en el colegio. 

Mientras esa sea realidad que vivimos el 99% de la madres y padres, en la foto y en el titular todo quedará muy bonito pero yo prefiero una legislación que de verdad favorezca la maternidad y la paternidad. Todo lo demás es postureo: la polémica sólo funciona si luego hay algo detrás.

Espero de todo corazón que sean quienes sean los que nos vayan a gobernar (si algún día se ponen de acuerdo), trabajen por una legislación que realmente favorezca conciliar, entendida como debe ser: tener la oportunidad de pasar tiempo de calidad con tus hijos, en casa.

  
Conciliar es poder entrar más tarde a trabajar para dejar a mis hijos en el colegio.

Conciliar es poder salir antes de la oficina para supervisar sus deberes y acompañarles en una etapa importantísima de su crecimiento.

Conciliar es poder llevarles a una cita médica o asistir a las reuniones en el colegio sin que nadie te mire mal ni diga nada.

Conciliar es que lleves a tu bebé a la guardería cuando ya tiene cierto nivel de independencia, no con 4 meses.

No quiero llevarme a mi hijo a la oficina. Quiero estar en casa con él.

 

 

 

(1) Díaz Ferrán desata la tormenta: “Hay que trabajar más y ganar menos para salir de la crisis”:http://www.expansion.com/2010/10/14/economia/1287063152.html

(2) Instituto Nacional de Estadística (INE) – Mujeres y hombres en España / Empleo del tiempo, conciliación trabajo y familia (actualizado 26 mayo 2015): http://www.ine.es/ss/Satellite?L=es_ES&c=INESeccion_C&cid=1259925472448&p=1254735110672&pagename=ProductosYServicios%2FPYSLayout&param3=1259924822888

(3) Las mujeres tienen que trabajar 79 días más al año para cobrar lo mismo: http://economia.elpais.com/economia/2015/02/16/actualidad/1424097896_995709.html

(4) España: La natalidad crece en 2014 hasta el 9,20%: http://www.datosmacro.com/demografia/natalidad/espana 

(5) España, el país con mayor esperanza de vida y con menor tasa de fertilidad de la UE, según la OCDE: http://www.rtve.es/noticias/20141203/espana-pais-mayor-esperanza-vida-menor-tasa-fertilidad-ue-segun-ocde/1060380.shtml